domingo, 24 de agosto de 2014

Yo podía aceptar que él besara a otra persona, o que tuviera relaciones con alguien más. Los labios no se desgastan, el cuerpo no desaparece, pero el amor… El amor no es algo físico como ésas cosas. El amor se lleva en el alma, en la sangre, en el corazón. En cada espacio de ti. Es por eso que un miedo me inundaba cada vez que me ponía a pensar que él podía amar a alguien más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario